Marcelo Mena: “No basta con calcular y compensar la huella de carbono, hay que evitarla”

marcelo-mena2-IMG El Mostrador

(Pulso) A pesar de que lleva menos de un año como ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena trabajó como subsecretario de esa cartera durante los tres primeros años del actual Gobierno de Bachelet. Por lo tanto, conoce perfectamente cómo se gestó una serie de proyectos y el legado medioambiental que dejará en marzo.

Y aunque la Ley REP, los impuestos verdes, los planes de descontaminación y el caso Dominga eclipsan noticiosamente a otros hitos, la iniciativa HuellaChile (www.huellachile.cl) es clave para Mena. “Hace algunos años, la huella de carbono era algo que se llevaba a cabo de forma voluntaria y reducida, en algunas empresas que son líderes. Hoy nos encontramos con un número cada vez mayor de compañías que está declarando y gestionando su huella de carbono”, dice el jefe de la cartera, refiriéndose en esta entrevista exclusivamente a esta plataforma.

Marcelo Mena agrega además que Huella Chile “es un trabajo para mejorar las capacidades que permitan a las empresas tener una mejor gestión del carbono, algo que hoy es fundamental, tomando en cuenta lo comprometido en el Acuerdo de París”.

¿Cómo evalúa este programa en el tiempo que lleva?

-Estas son las bases para desarrollar un sistema nacional de gestión de carbono, donde la implementación del Acuerdo de París establece metas de reducción asignadas a sectores específicos. Por lo que esto puede ser una forma de demostrar el cumplimiento de esas metas. Las metodologías van evolucionando. Algunas fueron desarrolladas para el tema de impuestos verdes de la Reforma Tributaria. Por lo tanto se va creando una capacidad de saber cómo se estiman estas emisiones. En definitiva, va aumentando el nivel de sofisticación y este es un eslabón inicial donde ya muchas empresas han aprendido cómo gestionar sus emisiones.

¿De qué forma HuellaChile incentiva el proyecto de un mercado de carbono?

-Esto es parte de la arquitectura necesaria de un sistema de mercado de carbono, en el cual también hemos estado trabajando para integrarlo con Latinoamérica. Todo este ejercicio apunta hacia un sistema global de emisiones, donde Chile tenga la capacidad de compensar más allá de la contribución nacional.

¿Hay alguna industria más proactiva a subirse a HuellaChile?

-Las empresas del retail como Sodimac, Mall Plaza, Falabella, etc. fueron los primeros en medir su huellas años atrás y se pusieron metas. También lo hicieron muchos exportadores, como la industria vitivinícola, que fueron los pioneros. Otra industria fundamental ha sido la de generadoras eléctricas, tomando en cuenta el giro de su negocio.

¿Hay empresas que han ido más lejos?

-Ya no basta con medir la huella, no basta con tener algo de energía renovable o reciclar un poco. Hoy hay que tener estándares 100% renovables y 0% de residuos a rellenos. No basta con calcular y compensar la huella de carbono, hay que evitarla.

Me imagino que la idea es incentivar a empresas que tienen muchas emisiones o son las más contaminantes.

-Sin duda, pero en muchas ocasiones la huella de carbono está fuera del alcance de la producción misma de la empresa, por lo que el desafío tiene que ver en cómo disminuir las emisiones en los proveedores, la logística, etc. Hay empresas que tienen huellas muy difíciles de compensar.

¿Cómo cuáles?

-Por ejemplo en el retail, la huella de operaciones es fácil de compensar, pero la importación es más difícil. Otro ejemplo son las universidades. Quizás muchas tienen sus flotas de vehículos, pero es difícil medir o compensar la huella generada por el traslado de los estudiantes.

¿Cómo entregar al ciudadano común el mensaje de la importancia de la huella?

-Fue algo que no hice con mucha fuerza como ministro, ya que temas como la Ley REP y los impuestos verdes, dejaron un poco de lado iniciativas más relacionadas con educación ambiental. Como ciudadanos podemos culpar a las empresas por los productos, sin embargo, la responsabilidad final es de la gente, quienes no deberían consumir productos o servicios con altas emisiones. Podemos escondernos diciendo que tenemos la huella per cápita más baja con respecto a la OCDE, sin embargo, hay barrios de Chile que esa medida es muy superior al promedio. Incluso, hay regiones como la de Magallanes, donde las emisiones per cápita superan a las de EEUU.

Pero Chile es un país mucho más pequeño que EEUU…

-Sí, pero las responsabilidades son individuales. Es uno el que tiene que hacerse cargo de consumir responsablemente y generar cero huella de carbono.

Fuente Pulso | Publicado 16 enero 2018| Enlace a la Fuente 

About author