Los números detrás de HidroAysén

(La Tercera) US$ 250 millones aproximadamente es el monto de inversión en el fallido proyecto. Provisiones realizadas por la ex Endesa y Colbún, serían “suficientes” para liquidar sin problemas la sociedad.

La decisión de Colbún de no perseverar en el proyecto HidroAysén, además de poner fin a una historia de casi una década de desencuentros entre los impulsores del proyecto, Enel Generación (antes Endesa Chile) y Colbún , y las organizaciones opositoras a la construcción de centrales hidroeléctricas en la Región de Aysén; también puso término a otra historia, la financiera, marcada por pérdidas y desinversión.

El proyecto, donde Enel y Colbún tienen 51% y 49% de participación, respectivamente, tuvo durante estos años una inversión cercana a los US$ 250 millones, de acuerdo con fuentes ligadas a las compañías. Por esta razón, en enero de 2015 la entonces Endesa Chile anunció su decisión de registrar una provisión de alrededor de US$ 121 millones “por el deterioro de su participación en HidroAysén”. Colbún siguió sus pasos y a fines de ese mes realizó una provisión de US$ 102 millones.

Conocedores del proyecto señalan que esta provisión realizada por las empresas “es suficiente” para dar de baja la sociedad cubriendo todas las obligaciones de esta. Agregan que las partes se encuentran en negociaciones, principalmente ligadas a la liquidación de activos en conjunto, incluyendo derechos de aguas y las seis mil hectáreas que la sociedad adquirió en 2014 para relocalizar a familias de la zona.

El mismo año que las compañías consignaran las provisiones, el CEO de Enel, Francesco Starace, comenzó a poner la lápida a la iniciativa hidroeléctrica, luego que señalara que el proyecto no estaba considerado dentro de la cartera de proyectos de la filial generadora en el país. Un año más tarde, en octubre, el ejecutivo de la eléctrica italiana afirmó que existían conversaciones con Colbún, y que si fuera por él, devolvería los derechos al Estado.

El proyecto HidroAysén consideraba una inversión de US$ 3.200 millones, para la construcción de cinco centrales, dos en el río Baker y tres en el Pascua, ambos ubicados en la Región de Aysén. El proyecto contemplaba aportar 2.570 MW al Sistema Interconectado Central (SIC).

Las otras cifras

La sociedad, con el paso de los años y a medida que se veía cada vez más improbable la construcción del proyecto hidroeléctrico, vio empeorar sus cifras a medida que pasaban los años. Así lo muestran, por ejemplo, las memorias de la sociedad enviadas a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) respecto de su caja (ítem efectivo y equivalentes al efectivo). En 2009 la caja de HidroAysén tenía $ 3.493 millones, pero siete años después cayó a $ 860 millones, una baja de 75,4%.

Una situación similar ocurre con el total de activos de la sociedad. En 2009 este ítem contabilizaba $ 96.217 millones, según informó la memoria de aquel año. Sin embargo, en 2016, la cifra ya había caído 83,3% , llegando a los $ 16.023 millones. Los pasivos en tanto, disminuyeron 91,1% en el período seleccionado, desde los $ 38.308 millones hasta los $ 3.392 millones. En la memoria 2016 de la sociedad, esta consigna como parte de su propiedad los derechos de agua necesarios para el funcionamiento de las centrales; un contrato de arrendamiento por 30 años para disponer del usufructo de los derechos de agua antes mencionados; y los terrenos destinados a la relocalización mencionados. Además, consigna que no posee ni maquinarias, ni equipos, ni seguros de relevancia.

El escenario no es muy distinto al considerar el patrimonio total de la sociedad que integran Enel Generación y Colbún. En 2009, el patrimonio total de la compañía estaba estimado en $ 57.909 millones. Pero a 2016, este cayó a $ 12.630 millones, reflejando una baja de 78,2%.

De acuerdo con las memorias de los últimos siete años, el único ítem que registra buenas cifras, paradójicamente, son las pérdidas. A fines de la década pasada éstas sumaban $ 5.994 millones, y pese a que los estados de resultados de 2014 se consignaron las provisiones de ambos socios, a 2016 ya había caído 28,5% a $ 4.284 millones.

Fuente La Tercera | por Francisco González | publicado lunes 13 noviembre 2017 | Enlace a la Fuente 

About author