Aysén reserva de vida? ¿O reservorio de Chile?

huemul1- 35728 - IMG El Divisadero

(Aquí Aysén – por Rodrigo de los Reyes Recabarren, Abogado y Ambientalista) La publicación aparecida en la revista “Abordo” de Latam, de la edición del mes de octubre de este año, en la cual se alude a un presunto compromiso del Ministro del Medio Ambiente, en el marco del Día Mundial del Huemul, de entregar una pareja de huemules (Hippocamelus bisulcus) al Centro de Reproducción del Huemul de Fundación Huilo Huilo, región de Los Ríos, despertó gran preocupación en los vecinos de Villa O’Higgins.

Esto se relacionó con una carta enviada por dicha fundación al Concejo Municipal de dicha austral Comuna, donde abiertamente se solicita la colaboración para extraer dos ejemplares de huemul, hembras.

Un cercano a la Fundación Huilo Huilo nos comentó que no existió tal ofrecimiento por parte del Ministro de Medio Ambiente, y no tenemos por qué dudar, más aún si sabemos que el Ministerio del Medio Ambiente no tiene facultades ni competencias para extraer huemules y menos donarlos. Por otra parte será el Concejo Municipal quien resuelva en ejercicio de sus facultades y limitaciones señaladas por la Ley, acoger o rechazar la solicitud. Por último, toda persona y organización tienen el derecho constitucional de efectuar peticiones a la Autoridad, en un marco de legalidad y respeto, se entiende.

Lo anterior alertó las alarmas sobre un antiguo episodio de “extracción de huemules” el cual no fue realizado con la prolijidad adecuada, pero sobre todo, fue realizado a espaldas de los habitantes de la Comuna de a Villa O’Higgins. Sobre este tema nos vamos a referir en otra oportunidad.

La petición de extraer huemules de Villa O’Higgins nos lleva a reflexionar sobre el rol que se asigna a la Región de Aysén y nos lleva a preguntarnos ¿Es Aysén Reserva de Vida o es un Reservorio de la Humanidad?

Así como hoy se quiere extraer huemules, de la Región de Aysén se ha comenzado a extraer turba, en las comunas de Cochrane y Tortel, y también se extrae hielo y se ha querido extraer agua de una pureza envidiable para muchas compañías del mundo, y también se extrae salmón y todo lo que existe en el fondo marino, y se extrae oro, a un costo humano terrible, se extrajo madera nativa, en especial lenga, y todo el preciado “ciprés de las Guaitecas” y pronto se extraerá aire si pudiese ser extraído y envasado, asegurando jugosas ganancias. También se han extraído “fósiles” y vestigios de pueblos originarios.

Nuestro Aisén, como lo escriben los más patagones, debe ser querido y valorado como “Reserva de Vida para la Humanidad” y no como una gran despensa, un reservorio (del francés “réservoir” “reserva’, ‘depósito’) el cual se echa mano sin importar lo que pueda pasar. Aysén teniendo muchas virtudes, es un territorio frágil y no es una “ollita de la virtud” por tanto sus recursos son limitados, frágiles y pueden agotarse.

Echo de menos una conciencia más robusta, un regionalismo más sano y fundado, una adecuada política regional que permita oponerse a la voracidad que nos amenaza.

Fuente Aquí Aysén | por Rodrigo de Los Reyes Recabarren – Abogado y Ambientalista|publicado 13 -11-2017| Enlace a la Fuente 

About author