Energía en el Siglo XXI

El Siglo XX:

Este siglo demanda cambios profundos en los sistemas de generación de energía eléctrica para alterar la tendencia a agotar recursos y reducir los enormes impactos ambientales y sociales que han caracterizado la generación eléctrica.

La evolución del consumo de energía en el Siglo XX fue totalmente diferente a lo que ocurrió en siglos anteriores. Hagamos un muy breve repaso:

  • Hasta la Revolución Industrial, las únicas fuentes de energía utilizadas por el hombre eran: el trabajo muscular; la energía hidráulica (ruedas y molinos de agua); la energía eólica (navegación y molinos de viento en los lugares donde el recurso estaba disponible) y la energía térmica a partir de la leña. Esta última se utilizaba para generar calor y en la metalurgia. El carbón, si bien se conocía, casi no se usaba y no existían máquinas térmicas.
  • La Revolución Industrial que se inicia en el Siglo XVIII, pero realmente cobra fuerza en el Siglo XIX trae consigo la máquina a vapor y el uso del carbón. Pero incluso en el último cuarto del Siglo XIX la máquina a vapor no estaba extensamente difundida. Los ferrocarriles eran escasos, la navegación se hacía en barcos con apoyo de máquinas de vapor y la electricidad solo comienza a aparecer en la última década del Siglo XIX.
  • Durante el Siglo XX se producen varias revoluciones y cambios: se comienza a utilizar el petróleo en forma masiva con la introducción del motor de combustión interna (esto se masifica a fines de la primera guerra mundial); se inicia la electrificación de ciudades e industrias (en Chile esto recién se masifica con la formación de ENDESA), aparece la aviación como método válido de transporte y el automóvil y camiones aparecen como métodos masivos de transporte.
  • Después de la segunda guerra Mundial la capacidad productiva aumenta enormemente y además aparece la energía nuclear como opción energética.

Si hay algo que caracterizó el Siglo XX fue el aumento enorme de la capacidad de producción, la masificación de las máquinas y la dependencia en el petróleo como fuente de energía.

También hacia fines del Siglo XX se torna evidente que los enormes impactos que estos métodos tienen sobre el planeta son insustentables y que alteran el clima del planeta. Basta ver hoy el daño que está causando el derrame de petróleo en el Golfo de México.

En los modelos de generación eléctrica, lo que se adoptó fue un método de generación centralizada. Esto significa que grandes centrales abastecen redes, las que conducen la electricidad a los centros de consumo.

El Siglo XXI:

En el último par de décadas del Siglo XX comenzó a ser evidente que el modelo del Siglo XX no era aplicable hacia adelante. Esto condujo a varios cambios de importancia que aún están en pleno proceso de implementación y maduración:

  • El desarrollo de nuevos métodos de aprovechamiento de las energías renovables como opción de generación energética: energía eólica, solar, hidráulica, mareomotriz, geotérmica, biomasa y otras.
  • Un gran (y creciente) esfuerzo en la eficiencia energética como método para aprovechar mejor los recursos. En términos muy sencillos, esto significa lograr mayores resultados con menos esfuerzo de entrada. Han existido avances espectaculares y aún hay mucho por hacer.
  • Cambiar el modelo de generación eléctrica centralizada por uno de generación distribuida. Esto significa una red en que se puede inyectar energía en muchos puntos y también usarla en muchos lados. Es algo parecido al concepto que subyace en Internet. Ahora incluso se habla de una etapa posterior que son las llamadas redes inteligentes. Esto significa que no solo la generación es distribuida, sino que también la demanda se adapta de manera dinámica a la oferta de forma de optimizar el sistema y minimizar las emisiones.

Link corto:

Share This Post

Escrito por en 26 junio, 2011. Archivado como Antecedentes, Destacado. Puedes seguir las respuestas por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>